×

F
u
n
c
i
o
n
e
s

La canción de la Tierra (Das Lied Von Der Erde)

De Gustav Mahler | Dirección Teatrocinema

  • 70 minutos
  • Todo público

Una de las obras más atractivas e inclasificables del compositor alemán Gustav Mahler, en la original versión de TeatroCinema, vuelve con una única función especialmente para celebrar los 30 años del festival Teatro a Mil.

El penúltimo trabajo de Mahler es inclasificable: no es un ciclo de canciones, ni una sinfonía ni un drama operático. Inspirada en antiguos poemas chinos, La Canción de la Tierra (Das Lied Von der Erde) está impregnada de un espíritu existencialista que navega por el caos, la confusión, la contemplación, la belleza y la muerte. Un retrato emocional del, a veces cruel y a veces hermoso, ciclo de la vida.

La primera versión de esta creación fue comisionada por Los Angeles Philharmonic bajo la Dirección Musical y Artística de Gustavo Dudamel, contando además con la asistencia de la Dirección Musical de Paolo Bortolameolli, la participación de la mezzosoprano Tamara Munford y del tenor Russel Thomas.

El montaje escénico de Teatrocinema contó con la participación de Yuval Sharon como co director junto a Juan Carlos Zagal. La mediación en Estados Unidos fue realizada por Olga Garay. El estreno tuvo lugar en abril de 2018 en el Walt Disney Concert Hall.

La segunda versión de la puesta en escena se realizó en el festival Santiago a Mil 2019, con la Dirección Musical de Paolo Bortolameolli y 80 músicos de la Orquesta Sinfónica de Chile, con las interpretaciones de la mezzosoprano Evelyn Ramírez y el barítono Javier Weibel.

Esta obra expandió los límites de lo musical para cobrar vida y forma a través del lenguaje multidisciplinar de la compañía chilena Teatrocinema, reconocida por su innovadora interacción entre cine y teatro.

En esa segunda versión, los cantantes líricos chilenos se sumergieron en las imágenes y proyecciones, ensoñaciones y simbolismos, que acompañaron e interpretaron la música de Mahler.

Ahora, especialmente para la edición número 30 del Festival Teatro a Mil, la compañía nos regala una única y especial función en la Aldea del Encuentro, con la dirección de la Orquesta virtual a cargo de Uli Schauerte y con las interpretaciones de la mezzosoprano Evelyn Ramírez y el barítono Javier Weibel.

Dirección: Zagal | Co dirección: Yuval Sharon | Asistente de dirección y producción: Laura
Pizarro | Dirección Orquesta virtual: Uli Schauerte | Mezzosoprano: Evelyn Ramírez |
Barítono: Javier Weibel | Actores tramoyas: Christian Aguilera, Laura Pizarro, Daniel
Gallo y Julián Marras | Guión: Zagal, Montserrat Antileo A., Vittorio Meschi, Julián
Marras y Sofía Zagal | Guión: Teatrocinema Zagal y Montserrat Antileo A. | Diseño de
iluminación y dirección técnica: Luis Alcaide | Dirección multimedia y edición: Montserrat
Antileo A. | Dirección de arte y storyboard: Vittorio Meschi | Animación y post
producción: Max Rosenthal, Sebastián Pinto y Vittorio Meschi | Modelado 3D y
animación: Max Rosenthal |Diseño y programación multimedia: Mirko Petrovich | Sonido directo y grabación: Alonso Orrego | Producción: TEATROCINEMA| Registro audiovisual de la obra: Teatrocinema |Con el Apoyo de EPSON - LITORALPRESS - LIGHT UP -
MUNICIPALIDAD DE LA REINA - CORPORACIÓN ALDEA DEL ENCUENTRO | Registro y edición TEATROCINEMA

Teatrocinema

La compañía

TeatroCinema es una de las compañías fundamentales de la escena teatral chilena. Sus orígenes se remontan a los años ochenta cuando nace la compañía La Troppa, creando obras inolvidables como Gemelos o Pinocchio. En 2005, dos de sus miembros, Laura Pizarro y Juan Carlos Zagal, se refunda bajo el nombre de Teatrocinema, colectivo artístico multidisciplinario en cuyo lenguaje se funden elementos esenciales del teatro, el cine y el cómic. De esta etapa surgen Sin Sangre, El Hombre que daba de beber a las mariposas, Historia de amor y La contadora de películas. Teatrocinema se ha presentado en los teatros y festivales internacionales más destacados del circuito mundial, como el Festival d’ Avignon, el Festival de Edimburgo, el Lincoln Center y el Teatro Odeon de Paris.

«La compañía responsable del concepto visual hace que la tecnología sea excelente. Los cantantes se convierten en parte integral de la animación»

La Canción de la Tierra es una propuesta multidisciplinaria que fundió teatro, cine, cómic, música, canto lírico y orquesta, todo bajo el sello inconfundible de Teatrocinema junto a la reconocida Orquesta Sinfónica de Chile y la dirección de Paolo Bortolameolli. Dos reconocidos cantantes líricos chilenos se sumaron a esta propuesta.

– Con más de trece años de carrera, La Canción de la Tierra ha sido uno de sus desafíos más grandes para Teatrocinema: fue presentado junto a la Filarmónica de Los Ángeles, dirigida por el aclamado director Gustavo Dudamel, en el Walt Disney Concert Hall, Estados Unidos, donde noventa músicos, además de la mezzosoprano canadiense Tamara Mumford y del barítono estadounidense Russell Thomas, actuaron ante más de 2 mil espectadores en cinco noches.

–“A la luz de las tendencias contemporáneas en la ópera y el nuevo teatro musical, donde la experiencia y la atmósfera a menudo reemplazan el papel de la narrativa, una presentación teatral de la partitura de Mahler es una idea a la que le llegó su momento”, afirmó Yuval Sharon, director y artista residente de la LAPhil, que fue uno de los artífices de este proyecto. Sharon es reconocido por su visión contemporánea y expansiva de la ópera.

-Juan Carlos Zagal y Laura Pizarro –ex miembros de la disuelta compañía La Troppa- son los fundadores de Teatrocinema, reconocidos mundialmente en el arte de fusionar lenguajes. El teatro, el cine, el cómic, entre otras disciplinas, nutre cada una de sus obras, un trabajo creativo colectivo y multidisciplinar. Entre sus creaciones destacan Sin Sangre (ganadora premio Altazor 2008), El hombre que daba de beber a las mariposas e Historia de Amor, que han dado la vuelta al mundo por su originalidad.

–Das Lied von der Erde (La canción de la Tierra). Es una de las últimas composiciones y más inclasificables obras de Mahler: un ciclo de canciones cercana a la sinfonía, pero también con elementos de la ópera. Compuesta en un momento crítico de su vida – terminaba su periodo como director de la Ópera de Viena, su hija mayor había fallecido recientemente y fue diagnosticado de una afección cardíaca-, la obra está impregnada de un espíritu existencialista que navega por el caos, la confusión, la contemplación, la belleza y la muerte. En un retrato emocional al ciclo de la vida, Mahler encontró inspiración, y soporte textual para su composición, en los poemas de Li-Tai-Po, Tchang-Tsi, entre otros, recopilados en La flauta china, del alemán Hans Bethge.

–Estructura del montaje. La propuesta visual de Teatrocinema evoca “pinturas, planos cinematográficos y escenas salpicadas de color, humor y animación”. Originalmente dividida en seis movimientos, La Canción de la Tierra fue traducida en seis cuadros por la compañía: cada lied –canción lírica breve para voz solista– tiene una idea, un momento, un recorrido como si fuera una historia independiente. “El primero toma de base una imagen romántica; el segundo se impregna de las obras del artista austríaco Gustav Klimt; el tercero adopta la estética de un jarrón chino; el cuarto se inspira en las cintas de Georges Méliès; el quinto en el origami, y el sexto y último en el arte surrealista”, comenta en La Tercera.

Gustav Mahler (1860-1911). Fue un compositor y director de orquesta austriaco, hoy considerado uno de los más grandes y originales sinfonistas de su tiempo y una de las figuras más relevantes del postromanticismo junto a Richard Strauss. En su época fue valorado más como director de orquesta y ópera –en particular, de Wagner y Mozart–, y fue director de la Metropolitan Opera House y de la Orquesta Filarmónica de Nueva York. En sus composiciones, expresó su visión de la condición humana y sus ideas en torno a la vida, la muerte y el universo.

COLABORA

También te podría interesar

Fechas


6 de enero en la Aldea del Encuentro, La Reina

×